Articles Comments

El NOTICOTO NOTIcias y COTOrreo » CARTAS A NUESTRA REDACCIÓN, México » Carta Abierta a la Cámara de Diputados de México

Carta Abierta a la Cámara de Diputados de México

Recibida en nuestra redacción el 8 de agosto a las  9:14 am y escrita por el Dr. Gregorio López Wong Distrito Federal, México.

A continuación transcribo íntegramente una denuncia pública sobre abuso de poder del secretario de salud federal JOSÉ ÁNGEL CÓRDOVA VILLALOBOS esperando le den seguimiento a la misma gracias anticipadas:

Cámara de diputados

A quien corresponda.

Presente:

Estimada Cámara:

Por este medio él suscrito DR. GREGORIO LÓPEZ WONG y con fundamento en los artículos ciento nueve y ciento diez de la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos solicita su pronta y urgente intervención para que se investiguen, conforme a Derecho y se aplique la ley en contra de quien o quienes resulten probables responsables los hechos que a continuación denuncio ya que los mismos han afectado en grado alto mi estabilidad laboral, física, médica, emocional, económica, social y familiar por las graves consecuencias que los mismos me han provocado derivado todo, hago la presunción, del ABUSO DE PODER que sobre mi persona ejerce el secretario de salud federal JOSÉ ÁNGEL CÓRDOVA VILLALOBOS, ya que él citado, apoyado en más ley que “la de sus pistolas” y a como ellos mismos me han dicho “hágale como quiera” presumo que todo es por el solo hecho de ejercer venganza en contra de éste reclamante derivado de los hechos que posteriormente señalaré sin importarle violar la ley y el grave daño causado de las consecuencias de ello y con la “complicidad” ya sea por comisión u omisión de las autoridades que se supone están para salvaguardar las leyes en este caso concreto de la secretaría de la función pública, el tribunal federal de conciliación y arbitraje, la procuraduría general de la república, el poder judicial de la federación, la comisión nacional de derechos humanos y otras más ya que a pesar de haber sido denunciados en tiempo y forma los hechos solo se han limitado a, repito, “lavarse las manos” por omisión o comisión por lo que bajo protesta de conducirme con la verdad y apercibido de las penas en las que incurren los falsos denunciantes procederé a señalar los siguientes:

 HECHOS:

Primero señalaré unos hechos que sucedieron a comienzos del año dos mil ocho los cuales me hacen hacer la presunción de que todo no es más que una infamia del secretario de salud federal JOSÉ ÁNGEL CÓRDOVA VILLALOBOS hacia éste reclamante derivada a que haciendo uso de la ley sobre la información a éste reclamante se le “ocurrió” preguntar al secretario de salud federal que de donde era egresado como médico y cual era su registro ante la dirección general de profesiones de la secretaría de educación pública ya que debido a una investigación que éste reclamante realizó, extraoficialmente por esas fechas, sobre el personal que labora en la secretaría de salud federal que realizan el delito de usurpación de funciones y otros encontró que son cientos de personas que no solo se obstentan como médicos sino que hasta laboran y cobran como tales encontrando entre ellos al mismo secretario de salud federal y a otras personas de importancia en la secretaría de salud como es el caso de la “DRA.” PATRICIA URIBE ZUÑIGA directora general del centro nacional de equidad de género y salud reproductiva y del señor MAURICIO ZARAZUA FUENTES coordinador administrativo en ese entonces del centro mencionado dependiente de la secretaría de salud federal él cual se obstentaba como C.P. ambos sin dar pruebas de serlo.

En lugar de recibir una respuesta dentro de la ley a una pregunta directa empece a ser blanco de diferentes amenazas, hostigamientos e intimidaciones unas abiertas y otras en la cobardía propia del anonimato tanto en el trabajo como en la calle situaciones que llegaron a poner en peligro la integridad de mi familia y la propia, situación que derivo en la baja como trabajador de la secretaría de salud de éste reclamante a partir del primero de agosto del año dos mil ocho y mediante un proceso que se caracterizo por infinidad de inconsistencias y anomalías tanto dentro del ramo laboral, administrativo como penal de las cuales solo mencionare las dos principales que cometió el señor secretario de salud en contra de éste reclamante y que apoyan mi petición de investigar el probable abuso de poder en mi contra.

1.- Violación a la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos

2.- Violación a la ley federal de los trabajadores al servicio del Estado.

Con el fin de quitar tanta palabrería que al caso se ha dado todo con el fin de “alargar” el proceso para fines no legales que a ellos convienen señalare de forma concisa y breve lo que considero más grave del caso.

Resulta que a éste reclamante para poder darlo de baja como trabajador de la secretaría de salud federal las autoridades administrativas procedieron a elaborar un acta administrativa el día quince de julio del año dos mil ocho por los motivos comprendidos en lo que en el artículo cuarenta y seis fracción uno de la ley federal de los trabajadores al servicio del Estado y el artículo treinta fracción dos de las condiciones generales de trabajo como es lo estipulado en que procede la baja cuando el trabajador incurra en seis o más faltas sin permiso ni causa justificada durante un periodo de treinta días naturales lo que se conoce como ABANDONO DE EMPLEO sin revisar las autoridades de la dirección general de recursos jurídicos que la misma ley federal de los trabajadores al servicio del Estado en el mismo artículo y fracción mencionados mencionan que lo mismo aplicara en lo comprendido en los reglamentos de la dependencia respectiva en este caso concreto de éste reclamante la misma secretaría de salud en las condiciones generales de trabajo estipulan en el artículo treinta y tres que éste reclamante era, por el hecho de serle requerido a su ingreso como trabajador el título de médico cirujano expedido por la universidad nacional autónoma de México registrado en la dirección general de profesiones con el numero ochocientos cuarenta y nueve mil treinta y uno 849031 era considerado como trabajador de labores técnicas por lo que de acuerdo a lo estipulado en la misma ley federal de trabajadores al servicio del estado en su artículo cuarenta y seis fracción uno y en el artículo treinta y cuatro de las condiciones generales de trabajo para el caso de los trabajadores de LABORES TÉCNICAS era hasta la REPETICIÓN del hecho, en el supuesto caso de haberlo cometido, para que procediera su baja por lo que en ese momento lo que procedía era la realización de un acta pero para que quedara como constancia de lo cometido (el manual de procedimientos de la secretaría de salud especifica como hacerla paso a paso) cosa que en los casi veinte años de servicio no cometió éste reclamante.

Estimada cámara:

El no saber o entender la ley, ¿exime a la secretaría de salud de cumplirla?

¿No juró el secretario de salud federal cumplir con la constitución y las leyes que de ella emanan?.

Por favor intervengan ya que derivado de estos hechos, repito, mi situación ha llegado a niveles críticos como es el hecho de no solo no tener para la medicación que necesito a diario por las secuelas de un accidente clasificado como de trabajo en el año dos mil por las autoridades del instituto de salud y servicios sociales de los trabajadores del Estado sino hasta en ocasiones no tener ni para comer.

Sin más y esperando actúen como marca el Estado de derecho su amigo:

ATTE.

DR. GREGORIO LOPEZ WONG.

Distrito Federal, México

El autor de esta carta, ha enviado su dirección completa como solicitamos para estos casos, la cual quedará guardada en nuestro archivo principal por motivos de seguridad.


Filed under: CARTAS A NUESTRA REDACCIÓN, México

Comments are closed.